¿Son los Impuestos Voluntarios?

¿Son los Impuestos Voluntarios?

1709
1
Compartir

Artículo escrito por Jeffrey Tucker titulado Is Taxation Voluntary? que puede encontrarse aquí. Traducido por Josep Purroy para Enemigos del Estado.

¿Alguna vez has escuchado el argumento de que los impuestos son voluntarios? El término “voluntario” se usa de diversas maneras en los documentos gubernamentales, incluyendo la forma 1040 misma, y algunas personas muy ingenuas se han tomado esto como que no tienen que pagar si no quieren. Ellos piensan que “voluntario” significa en realidad voluntario, como un libre ejercicio de la voluntad humana.

Es una posición extraña que parece no comprender el significado de la palabra “impuesto”. Lo que hace diferente a un impuesto de una contribución o de una transacción comercial es que los ingresos se obtienen por la fuerza. Puedes escoger no cumplirlo de la misma manera que puedes escoger resistirte al arresto. Pero entonces deberás hacer frente a las consecuencias. Un impuesto voluntario es realmente como un insulto amistoso, una guerra pacífica o un cáncer saludable. Las dos palabras no pueden ir de la mano.

Por cierto, este punto no se aplica a sólo el impuesto sobre la renta. Esto es válido para todos los impuestos. A veces se oye que los impuestos indirectos son de carácter voluntario, porque nadie te obliga a comprar el bien o servicio gravado. Esto es falso. El punto es que si compras gasolina, cigarrillos o cualquier cosa que esté gravada en el punto de venta, no tienes otra opción que financiar al Gobierno con una parte de su precio de compra. Esto no es voluntario.

Sin embargo, muchas personas, convencidas de que deben tomar el gobierno en su palabra, persisten en creer lo contrario. Los tribunales se han hecho cargo de estas personas durante décadas. Se definen como lo que el gobierno llama “demandas frívolas”. De hecho, el IRS ha escuchado esta historia lo suficiente como para realmente ponerlo en una página web especial que ha creado para hacer frente a estas y otras lejanas afirmaciones hechas por personas que se imaginan que tienen el derecho a quedarse con lo que ganan.

La agencia escribe:

La palabra “voluntario”, como se utiliza en la Flora y en publicaciones del IRS, se refiere a nuestro sistema de permitir que los contribuyentes inicialmente determinen la cantidad correcta de impuestos y cumplimenten las fichas correspondientes, en lugar de que el Gobierno determine el impuesto por ellos desde el principio. El requisito de presentar una declaración de impuesto sobre la renta no es voluntaria y está claramente establecido en el Código de Rentas Internas 6011(a), 6012(a), y otros y 6072(a). Véase también el Tesorero. Reg. § 1.6011-1(a).

Cualquier contribuyente que haya recibido más de una cantidad determinada por ley de la renta bruta está obligado a presentar una declaración. La no presentación de una declaración de impuestos podría poner a la persona en faltas penales, incluyendo multas y encarcelamiento, así como sanciones civiles. “[A]unque las regulaciones del Tesoro establecen el cumplimiento voluntario como método general de recaudación de los ingresos fiscales, el Congreso dio al secretario del Tesoro el poder para hacer cumplir las leyes de impuesto sobre la renta mediante la recogida involuntaria… Los esfuerzos del IRS para obtener el cumplimiento de las leyes fiscales son totalmente apropiada. “Estados Unidos v Tedder, 787 F. 2d 540, 542 (10th Cir. 1986).

En otras palabras, eres libre de cumplirlo. Si decides no cumplirlo, podrías ir a la cárcel. Como prueba de que esto es la ley, la agencia cita casos de la corte desde 1938 hasta 88. ¿Sabes una cosa? Los tribunales, como creaciones gubernamentales, se han aliado con el derecho del Gobierno para recaudar impuestos de tus ingresos. Pero dices que esto no es justo. Esto no es justo. Esto es anti-americano. Esto contradice la afirmación del propio gobierno de que su sistema es voluntario.

Bueno, si tú estás escribiendo un diccionario, llegas a definir palabras como quieras definirlas. Aunque el Gobierno utiliza lenguaje, la realidad es que el dinero se te quita a ti sin tu consentimiento. La única diferencia real entre ladrón (como lo que se llamó una vez “bandido”) y el Gobierno, como dijo Lysander Spooner, es que el ladrón no tiene la pretensión de estar haciendo esto por tu propio bien:

El bandido toma exclusivamente sobre sí la responsabilidad, el peligro y el crimen de su propio acto. Él no pretende tener derecho a reclamar que le corresponde tu dinero, o que tiene la intención de utilizarlo para tu propio beneficio. Él no pretende ser otra cosa que un bandido. Él no ha adquirido la osadía suficiente para profesar ser simplemente un “protector”, y que toma el dinero de los hombres contra su voluntad, simplemente para que pueda “proteger” a las personas que se sienten perfectamente capaces de protegerse a sí mismas, o no apreciar su peculiar sistema de protección. Él es demasiado sensible con los hombres para hacer profesiones como éstas. Por otra parte, después de haber tomado tu dinero, él te deja, como tú deseas que haga. Él no persiste en perseguirte por el camino en contra de tu voluntad, asumiendo tener “soberanía” sobre ti a causa de la “protección” que te brinda. Él no te sigue “protegiendo” ordenándote que te inclines y te sirvas; obligándote a hacer esto, y prohibiéndote hacer lo otro; robándote más dinero del necesario para su interés o placer; y marcándote como un rebelde, un traidor y un enemigo de tu país, y disparando sin misericordia si pones en duda su autoridad o te resistes a sus demandas. Él es demasiado caballero para ser culpable de tales imposturas e insultos y villanías como éstas. En pocas palabras, él no, además de robarte, trata de hacerte su víctima o su esclavo.

Lo que me sorprende del grupo de personas marginadas que presentan demandas “frívolas” no es que ellos odien al Gobierno, como la gente suele creer. No es que hayan perdido la confianza en el sistema o traten a sus servidores públicos como a sus enemigos.

Mi impresión es exactamente la contraria. Han subestimado la gravedad del problema del sistema. Ellos creen que los tribunales son realmente independientes y echarán a un lado los intereses del gobierno. Se imaginan que el sistema es seguro y fundamentalmente justo y equitativo, y una vez desafiado, se inclinará hacia su lado. Se imaginan que las agencias del Gobierno respetarán su palabra. Se imaginan que el sistema no está tan dañado como para no proporcionarles un juicio justo.

Ten en cuenta que no había en este país impuestos sobre la renta durante los 126 años después de que la Constitución fuera ratificada, a excepción de un breve período durante la Guerra Civil. Incluso después de modificarse la Constitución para hacer posible los impuestos sobre la renta, sólo unos pocos realmente pagaban. Fue mucho más tarde antes de que llegara a la mayoría de estadounidenses. Antes de eso, tus ingresos eran tuyos. ¡Imagínate! La mayoría no puede.

La 16ª Enmienda representa un cambio fundamental en la naturaleza del régimen estadounidense. A partir de ese punto en adelante, hubo un cambio en la propiedad de uno mismo sobre el bienestar nacional. Pertenece primero al Gobierno, y luego solamente a ti solo si el aparato administrativo lo permite.

Esta gente “frívola” que dicen que los impuestos son voluntarios están haciendo lo que hacen los buenos ciudadanos. Ellos están leyendo documentos fundacionales. Ellos estudian la Revolución Americana. Contemplan las palabras de Jefferson, Paine, Madison y todos los demás. Ellos toman sus palabras e ideas en serio. Ven el sistema actual y ven que se asemeja a la visión de sus fundadores sólo en las formas más superficiales. Y se imaginan que es su derecho, como americanos y seres humanos, hacer frente a los poderes fácticos.

Lo que les falta es inteligencia crítica para comprender que el régimen actual no está de acuerdo con esto. No hay un consentimiento real de los gobernados. No hay contrato social auténtico. El Gobierno no es realmente de, por y para el pueblo. Darse cuenta de esto es el principio del verdadero conocimiento político. En este punto central, parece que tanto los liberales como la policía fiscal se encuentran en pleno acuerdo.

1 Comentario

Dejar una respuesta