Señor político: las guerras las pelean otros

Señor político: las guerras las pelean otros

1416
1
Compartir

Breves reflexiones de NM sobre la guerra de Malvinas y el estallido bélico de las Coreas.

Clarin EEUU Malvinas

Siempre los mismos… en las mismas.

Argentina

Hace 31 años una tremenda crisis económica y una inesperada rebelión social amenazaban a la dictadura militar genocida capitaneada por el General Leopoldo Galtieri e impuesta años atrás en conjunto por los intereses de las burguesías lobbystas del sector financiero y el bloque capitalista integrado principalmente por Estados Unidos y Reino Unido (y por capitalismo me refiero al repelente sistema donde el máximo canon de poder es acumular riquezas a como de lugar).
Normalmente los políticos saben dónde están parados y hasta dónde pueden llegar. Aunque las constituciones y sus propios discursos proclamen que llevan los máximos poderes de un país es claro que son los subordinados de quienes realmente ostentan esos poderes.
De los que diseñan cada ley de regulación o suba de aranceles para engrandecer sus propios negocios deteriorando a la competencia y a los pequeños productores.
De los que siempre logran que la “mediación” estatal entre trabajadores y grandes empleadores resulte a favor de que la explotación se renueve.
De los que casualmente siempre reciben las concesiones de recursos no importa cuán progresista o “diferente” sea el presidente de turno.
Y a nivel geopolítico, de los que orquestan con leves turbulencias la dirección del mundo.
Pero Galtieri no era un político de raza como quién dice…
Era un burócrata cuyo cerebro estaba consumido por el alcohol y petrificación intelectual de destacamento militar de principios de siglo XX.
Un 2 de Abril como este sin avisarle siquiera al resto del Comando Superior de las Fuerzas Armadas llamó a los medios y le comunicó al país que , en virtud de un incidente –a las claras espontáneo- entre las autoridades inglesas en Malvinas y el empresario Constantino Davidoff que supuestamente hizó una bandera argentina en territorio colonial
se le declaraba la guerra al Reino Unido y se reconquistarían las islas.
(Enlazá http://www.youtube.com/watch?v=VVoA_2ovj1c)
En breve unas cuantas barcazas de la armada zarparon hacia el Atlántico Sur.
Y como recurso para ganar credibilidad de la dictadura…le funcionó.
Claro que contó con el apoyó de la prensa : Clarín siempre comportándose como el gran partido político de la Argentina anunció que por poco se había ganado la contienda antes de empezarla.
Pero son años y años de adoctrinamiento en las escuelas santificando cruzadas mesiánicas en el nombre de la “patria” y conciliando a ricos y a pobres, a dominadores y dominantes bajo un trozo de tela pintado de celeste y blanco los que pesaron para que millones salgan a manifestarse a favor de esta locura… además del pequeño detalle de que los que irían a pelear serían solamente los jóvenes de 18 a 25 años. Y principalmente los de zonas rurales o barrios del conurbano bonaerense.
Los resabios de la guerrilla Montonera (peronistas de izquierda ) y la habitual derecha seudoliberal pro británica representada por el diario La Nación se volcaron contra toda coherencia hacia el capricho militar.
El supuesto incondicional aliado del Plan Cóndor Augusto Pinochet también se entregó felizmente al servicio de Thatcher y Reagan.
Ningún oficial salió de los ministerios o las universidades o las empresas intervenidas a prestar servicio… los militares en Argentina hasta como militares son un fracaso humano.
A excepción de los pilotos de la Fuerza Aérea escondidos en sus Mirages que el gobierno de Francia vendía a través del estado de Israel a la dictadura argentina (oficialmente embargada) y claro, un comando de la Marina dirigido por el torturador y secuestrador Alfredo Astiz que se rindió en el instante que vió aproximarse a los Seals.

Los guerreros de la patria firman contra “El Enemigo” a la espera de un rico té.

Pocas lunas después de que llegaran los primeros batallones de jóvenes arriados como ganado al matadero se infiltró la noticia en Buenos Aires de un posible bombardeo británico a la ciudad y la cosa ya no era tan divertida.
Voy a resumir porque no estoy narrándoles la cronología del conflicto :
En dos meses (literalmente) la guerra se perdió, fueron asesinados 650 inocentes (no me interesan las bajas del ejército profesional británico).
20 mil pibes volvieron a Buenos Aires donde ninguno de los estúpidos que aplaudió el proyecto les dio un abrazo o una flor y fueron marginados y discriminados al mejor estilo veteranos de Vietnam durante años.
Así llovieron los suicidios y se puede considerar que la mayoría de esas vidas fueron arruinadas.
La dictadura se desmoronó por su propio peso, y ahora la gestión Kirchner que durante sus primeros años intentó fingir ser heredera de la resistencia ciudadana en los 70s insiste en mantener en el panorama mediático el reclamo por esas cuatro o cinco islas patéticas llenas de tissuk, granjeros y ovejas.
He ahí la ironía morbosa del lavado de cabezas: Algunos veteranos creen que es una elogiable reivindicación de la Soberanía.

Cristina Kirchner

Cristina Kirchner , abogada de la “vía pacífica” : financiada con nuestros impuestos da un romántico discurso en Naciones Unidas.

¿Qué es la Soberanía?
Una mentira.
En el caso de Malvinas nisiquiera es una excusa por algún recurso porque nadie explotó todavía esas supuestas reservas de petróleo y en términos científicos esas tierras son : deprimentes.
La soberanía y todos sus razonamientos circulares y extremadamente subjetivos sobre “a qué nación le corresponde qué cosa” es una idea peligrosa y funcional
¿Funcional?
Para que la Señora Thatcher sea reelegida pese a la represión feroz sobre la huelga general de gente de carne y hueso en una órbita de 300 kms de Londres y no 12 mil.
Para que Galtieri extienda la vida artificial de una dictadura genocida.
Para que Cristina no tenga que dar explicaciones por los asesinatos de indígenas quom expropiados por gobiernos ks o por la inflación desbocada, el envenenamiento de gente con remedios truchos en la era del proteccionismo, el espionaje a grupos radicales o los desaparecidos en democracia como Luciano Arruga.
Yo soy libertario pero hoy no quiero convencerte de que borres las fronteras de tu mente, que los explotados de aquí, de México, España o Singapur son todos tus congéneres o de que te sumes a las huestes que luchan por la liberación cultural y la implantación del mercado libre anarquista.
Simplemente, tengas la ideología que tengas, no permitas que nadie mande a matar o a morir en el nombre de la puta soberanía.

Malvinas

Terreno sembrado con cadáveres de chicos inocentes, esclavizados por unos cuantos tiranos aplaudidos por millones de dementes y asesinados por las balas de un imperio oxidado.

Corea:

Guerra Corea

Mientras la mass-media argentina nos inunda con homenajes y recordatorios de la Guerra o con más material de primera de “Vaticanus Realy Show: Bergoglio 24 ” puede explotar la segunda guerra de Corea, con el agregado de las armas nucleares.
(enlaza http://www.lanacion.com.ar/1568616-corea-del-sur-promete-una-respuesta-rapida-si-corea-del-norte-lanza-ataque )
Una dictadura totalitaria como es la Jutche, puramente frustrada en su proyecto económico distópico y llena de semi-esclavos que rozan la indigencia y están privados de cualquier grado de libertad saca a relucir la tan querida Soberanía y detrás de unos cuántos panfletos falsamente anti-imperialistas incita al gobierno estadounidense a adelantar el fin del mundo.
Como siempre, el gobierno estadounidense sin importar el signo siempre esta dispuesto a “defender la libertad y la democracia” con misilazos, fusilamientos y saqueos masivos.
Alguna similitud con Malvinas es pura coincidencia.
Ahora, el más autista debería, aunque sea por egoísmo, replantearse si este mundo de estatistas y nacionalistas tiene algún sentido.
Y tomen clases para aprender a nadar en sangre.

Nicolás Morás,
2 de Abril de 2013
Villa la Angostura, Argentina.

Dedico estas letras a Ricky Espinosa por Metamorfosis Adolescente y a los caídos en la guerra de Malvinas que hoy no pueden opinar…y en su momento tampoco pudieron.

Nicolás Morás es dirigente de Izquierda Libertaria e Investigador del Centro para una Sociedad sin Estado.

1 Comentario

  1. Es el mejor artículo que leí sobre lo que pasó en malvinas y tengo muchos años mas que el autor. Me saco el sobrero

Dejar una respuesta