Introducción a una teoría legal libertaria

Introducción a una teoría legal libertaria

1000
1
Compartir

Artículo de Stephan Kinsella, titulado Introduction to Libertarian Legal Theory, publicado el 3 de enero de 2011 en el Mises Daily. Tenéis el artículo original aquí. Traducido por Josep Purroy (para Enemigos del Estado).

El liberalismo es tan antiguo como nuevo. Tiene sus raíces en las antiguas ideas de justicia natural, paz y cooperación. Incluso se podría decir que toda sociedad civilizada tiene algo de libertaria. Después de todo, la civilización requiere paz y cooperación, lo que implica respeto a los derechos de los demás. Esto es lo que busca todo libertario.

Para ser sinceros, hay desviaciones del liberalismo ideal, tanto en la forma de crimen privado como delincuencia pública -es decir, regulaciones y leyes estatales en detrimento de los derechos de propiedad privada. Pero la prosperidad de nuestra era es el resultado de la cooperación humana y el libre mercado, y existe a pesar de las desviaciones de los principios libertarios. La mayoría de la gente no robaría la propiedad de su vecino, incluso si pudieran hacerlo. Entonces ellos ya respetan los derechos libertarios de sus vecinos -hasta cierto punto.

Pero el liberalismo es nuevo, también. Es fresco y radical. Dependiendo de cuándo vincules su origen, tiene solo, a lo sumo, un par de cientos de años. El liberalismo moderno, de pleno derecho, sofisticado y radical comienza con Rothbard, por lo que tiene, en realidad, tan sólo 50 o 60 años de edad –Por una Nueva Libertad se publicó en 1973.

El pensamiento liberal, obviamente, exige una buena comprensión de los derechos de propiedad y de la economía. Y debido a que la Economía Austriaca es la economía, la teorización sofisticada del liberalismo debe acompañarse por una comprensión de la Economía Austriaca.

Pero el liberalismo se refiere principalmente a los derechos individuales, y por lo tanto con la agresión -crimen- como el fundamental enemigo de estos derechos. Hay delito privado, sí. Pero el Estado es un organismo de agresión institucionalizada y es la principal amenaza a la civilización y a los derechos. Por lo tanto, el liberalismo tiene que ser desarrollado por la Economía Austriaca, y tiene que ser radicalmente anti-Estado. Como estudiante más destacado de Ludwig von Mises, Rothbard era la persona ideal para sistematizar y radicalizar el pensamiento libertario individualista e integrarlo, como tenía que ser, con la economía austriaca.

El gran alumno de Rothbard, el teórico libertario Austro-anarquista Hans-Hermann Hoppe, explicó la visión libertaria de Rothbard de la siguiente manera:

Rothbard fue uno de esos extraños individuos que contribuyeron a la ética así como a la economía.

Esto se ilustra en la Ética de la Libertad. Todos los elementos y principios -cada concepto, herramienta analítica, y procedimiento lógico- de la ética de propiedad privada de Rothbard son ciertamente antiguos y familiares. Incluso los primitivos y los niños comprenden de manera intuitiva la validez moral del principio de auto-propiedad y de apropiación originaria. Y, en efecto, la lista de reconocidos predecesores intelectuales de Rothbard se remonta a la antigüedad. Sin embargo, es difícil encontrar a alguien que haya desarrollado una teoría con mayor facilidad y claridad que Rothbard. Más importante aún, debido a su concienciación metodológica aguda, derivada de su íntima familiaridad con la lógica y con el método axiomático-deductivo, Rothbard fue capaz de proporcionar una justificación más rigurosa de las intuiciones morales de auto-propiedad y apropiación originaria como principios éticos o “axiomas” últimos, y desarrollar una doctrina ética o código de leyes más sistemático e integral que nadie antes que él. Por lo tanto, la Ética de la Libertad representa una realización final de los últimos años de la filosofía racionalista al proporcionar a la humanidad una ética que, como Hugo Grocio exigió más de 300 años atrás, “el deseo de un ser omnipotente no podría cambiar” y que “mantendría su validez objetiva incluso si asumiéramos -per impossibile – que no hay Dios o que él no se preocupa por los asuntos humanos”.

Obviamente, aún queda mucho trabajo para los intelectuales libertarios por hacer, mejorar, desarrollar y ampliar este cuerpo relativamente joven de la teoría política. Rothbard, por ejemplo, reconoció que incluso en una sociedad libre hay una necesidad de desarrollar aún más los principios libertarios de modo que pudieran ser aplicados en la interacción humana. En particular, los teóricos libertarios jurídicos y políticos y especialistas generales deberían usar los principios libertarios para desarrollar un cuerpo más concreto de la ley libertaria. Como Rothbard escribió en Poder y Mercado,

El Código de Derecho de una sociedad puramente libre simplemente debería consagrar el axioma liberal: la prohibición de cualquier acto de violencia contra la persona o propiedad de otro (excepto en defensa de la propia persona o propiedad), propiedad que se define como propiedad de uno mismo, más la propiedad de los recursos que se ha encontrado, transformado, comprado o recibido después de esa transformación. La tarea del Código sería la de explicar las implicaciones de este axioma (por ejemplo, las secciones libertarias del derecho mercantil o derecho consuetudinario serían apropiadas, mientras que las acumulaciones estatales serían descartados). El Código se aplicará luego a casos específicos por los jueces de libre mercado, que se comprometerían asimismos a seguirlo.

Y en su prefacio de La Ética de la Libertad, Rothbard dijo,

Mientras que el libro establece las líneas generales de un sistema de derecho libertario, sin embargo, es sólo un esbozo, un prolegómeno de lo que espero que sea un código completamente desarrollado de ley libertaria en un futuro. Esperemos que los juristas y teóricos libertarios legales surjan para dar forma al sistema de derecho libertario en detalle, por ejemplo un código de leyes que sean necesarias para el funcionamiento del éxito verdadero que podemos esperar será la sociedad libertaria del futuro.

Además de aplicar los principios libertarios de esta manera, hay mucho que digerir en los escritos de Rothbard, por no hablar de otros pensadores importantes. En los últimos 30 o 50 años ha habido una explosión de libros y artículos acerca del liberalismo y del libre mercado. Como más y más gente discuta y reflexione acerca de estas ideas, nuevas cuestiones, preguntas y soluciones aparecerán. Los estudiantes de la libertad -como todos somos- lidian regularmente con cientos de preguntas interesantes, divertidas, y a veces difíciles, tales como

  • Qué es el liberalismo?
  • Cuál es la naturaleza de los derechos individuales?
  • Cuál es la relación entre el liberalismo y el tradicional espectro político de izquierda-derecha?
  • Cómo una sociedad sin Estado puede funcionar?

1 Comentario

Dejar una respuesta