Sobre nosotros

Sobre nosotros

El radical no se para a pensar en esos términos, porque los radicales se refieren al Estado como nuestro enemigo mortal, que debe ser hecho pedazos donde y cuando podamos. Para el libertario radical, debemos tomar todas y cada oportunidad para cortar del todo con el Estado, ya sea para reducir o suprimir un impuesto, un crédito presupuestario, o la potestad reglamentaria. Y el libertario radical es insaciable en este apetito hasta que el Estado haya sido abolido, o – para los minarquistas – reducido al máximo posible, a un mero papel laissez-faire. (…) Danos de nuevo los radicales antiestatistas, y la armonía de hecho será el triunfal reinado dentro del movimiento.

– Murray Rothbard

Enemigos del Estado es un portal de ideología anarquista de propiedad privada, anarco-capitalista, agorista, libertaria, voluntarista, liberal, etc. Nos declaramos anti-estatistas por la sencilla razón de que el Estado, solo por el hecho de existir, necesariamente, usa la fuerza y la coacción contra el individuo. Nos define muy bien el famoso artículo de Rothbard, ¿Odias al Estado?.

Nos declaramos a favor de la soberanía del individuo sobre cualquier otra cosa. Por esto defendemos y legitimamos la auto-posesión que todo individuo tiene sobre su propio cuerpo -y que nadie más tiene el derecho de controlar. Así como también la propiedad sobre cosas externas, es decir, la propiedad privada de bienes externos a nuestro propio cuerpo. En este ámbito hay varias justificaciones que apoyamos. La que más nos gusta es la justificación última de la propiedad privada, del anarcocapitalista y economista de la Escuela Austriaca, Hans-Hermann Hoppe. Creemos que esta justificación máxima de la propiedad privada complementa a los Derechos Naturales (o iusnaturalismo) defendidos por Murray Rothbard.

Creemos en una sociedad más libre y legítima, por esto queremos difundir el mensaje libertario y anarquista usando este medio. Creemos que el liberal / libertario consistente es, necesariamente, anarquista, pero aún así estamos abiertos al debate racional y lógico.

¡Hacía la Libertad!